Pausa

16 08 2010

Pausa

Foto: (cc) MichaelKuhn_pics

Te vi entre la multitud y me acerqué cauteloso. Sin vacilar te tomé con mi mano y pude sentir tu calor en mis dedos. No pude evitar besarte suavemente como queriendo probar tu dulzura. Me respondiste con indiferente amargura, pero eso no me detuvo a tomarte con ambas manos y acercarte nuevamente a mis labios. Sentí tu calor invadir mis venas en un beso prolongado que me llenó de una energía inusitada. Al terminar te miré con nostalgia por verte agotada y consumida. Te dejé sobre la mesa y volví a mi asiento, el coffee break había terminado.

Compartir en Facebook

compartir en twitter

© JGL

Creative Commons License